seguidores

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Minicuento

TENGO UNA MUÑECA VESTIDA DE AZUL

.
Pensé en hacer una muñeca con algunas telas que tenía, hice el simulacro, algo así como una cabecita y le puse un par de lanas como pelo, sujentando todo con las manos.
Después de la discusión me quedé dando vueltas sin saber qué hacer primero.
Relativamente tranquila pero dando vueltas.
La voluntad me alcanzaba sólo para eso, la presentación de una cabeza de muñeca que encima me parecía horrible.
Me senté en la silla y miré un poco la tele.
Se me ocurrió poner a hervir unas hojas de eucaliptus para que perfumaran la casa.
Hace unos días que venís interrumpiéndome ni bien intento iniciar una conversación sobre cualquier tema, ya sea para escuchar una noticia en la tele o diciéndome otra cosa, o que no es momento de hablar ese tema.
Y yo acepto aunque me caiga mal, te sigo el tren y escucho la noticia que no me interesa, o te escucho, o me callo.
Noto también que cuando te pregunto sobre una cosa o la otra me llenas de "no sé".
Hace tiempo que no tengo una conversación interesante con vos, un poco más profunda.
Supongo que, como siempre, te habrá agarrado esa racha por la que pasas pensando que no soy interesante y que tengo cuatro temas.
Admiro los huevos que tenés, cuando te aburrís ,para hacérselo notar al otro sin ninguna diplomacia.
A mí no me sale.
Podrías escribir sobre estrategias de la comunicación.
Al principio me dabas vuelta como a una media.
Yo me sentía tan insegura que dudaba de todo, hasta de lo que habíamos dicho dos minutos atrás. Ahora solo me hago la insegura y eso me permite darme cuenta de algunas cosas.
Viste, al final vamos todos para el mismo agujero, vos te ocupás de ser inteligente y yo de conocerte.
Cuando hablo de conversaciones profundas me refiero a que provengan de los sentimientos, no de la elocuencia.
Este último tiempo crecí lo suficiente interiormente como para darme cuenta que uno siempre está en el lugar que quiere , por eso ya no me compadezco en ninguna situación de mi vida, solo me quejo por hablar de algo o para hacer feliz a la gente dramática.
No sé cómo fue todavía que hice ese clic, yo me acuerdo que estaba esperando el tren y empecé a darme cuenta de la relatividad de todas las cosas que temía perder y ahí me transformé en una mujer ubicada, silenciosa y sonriente, que te aclaro, no es lo mismo que domada.
Me alegró darme cuenta que pensaras, al menos por un día, que cocino mejor.
Aunque también es parte de lo que ya no me desvela.
Pero fijate, ahora que me acuerdo de ese momento me da ganas de dejarte un budín de pan.
Si termino a tiempo de planchar el vestido azul, te lo hago.
Me lo pongo porque me dijiste que me queda fantástico.
Cualquier cosa te apunto la receta para los próximos años.
El azul me sienta bien.
Tenés razón.

viernes, 4 de diciembre de 2009

Métodos

Avanzar por el principio
o por el fin de algunas cosas.
Intuir la manera de ser
un universo agradable
y el lugar que ocupan
las ideas en la realidad.
Saber dónde poner
el amor que fue entregado
en tiempo y forma,
si mientras tanto la ausencia
a veces poda
y otras enfurece.

martes, 27 de octubre de 2009

Fronteras

A Elena la conocí cuando vendíamos tarjetas de crédito para un conocido banco aquí en Barcelona, también así conocí a "la" Juany, a María Elena, a Roberto y a algunos más con los que compartimos más horas de café que de trabajo, dado que nos escapábamos del stand todo lo que podíamos.
Todos inmigrantes. Argentinos, uruguayos, colombianos...
Aún después de cambiar de trabajo seguimos conectados, sobre todo con Elena y "la" Juany.
Compartimos todos estos años, cafés, viajes, playa, fiestas, soledades, histerias, kilombos amorosos, idas y vueltas, separaciones, ex maridos, nuevos novios, ilusiones, desilusiones y por sobre todas las cosas el hecho de ser inmigrantes.
Es un sello que uno nunca se saca, y digo "uno" porque la mayoría de las veces se lo pone uno mismo en la frente.
Yo no puedo hablar de discriminación ni de desamparo, al contrario. Cuando me quedé sin trabajo, me sentí protegida en este país y no enseño, entre otras cosas, porque no quise aprender el idioma.
Hoy veo a muchos españoles sin laburo y haciendo cualquier cosa para salir adelante y eso me provoca admiración.
"Mira... me has visto un profesional, siempre de traje y corbata...Te sorprende... Es que me he quedado en el paro hace unos meses y me puse a vender en esta feria los jabones artesanales que hacía mi mujer y aquí estoy igual entre esta gente maravillosa".
Si me hubiera puesto a vender jabones en una feria cuando mi sueldo de maestra en Argentina no llegaba a los cien dólares y los pesos se llamaban patacones, tal vez hoy no sería una inmigrante.
Ser un inmigrante es una mierda, no porque te hagan sentir una mierda o menos, al contrario, uno tiene todas las posibilidades que se quiera dar. Depende absolutamente de uno.
Pero emigrar es una mierda, porque lleva años y lágrimas entender que somos iguales y que somos los mismos que antes de emprender el viaje.
Algo en la cabeza se desacomoda de tal forma que uno se vuelve vulnerable y no hace lo que tendría que hacer para salir adelante en el menor tiempo posible.
Incluso uno no se da cuenta de la dimensión que tiene la compañía de toda la gente que va conociendo en su nuevo lugar.Terminan siendo como de la familia. Y a pesar de eso uno se siente sólo por momentos, como si en su país nunca se hubiera sentido sólo, alguna vez ,con tanta gente alrededor.
El otro día "la" Juany dijo: "Este va a ser un año de pérdidas...mirá Elena, se vuelve a Uruguay, espero que no se te ocurra irte a vos porque yo qué hago". Yo me sonreí porque ella es así muy sentimentalista, pero tiene razón "la" Juany, cuesta tanto dejar a la gente que uno conoció aquí casi como si fueran conocidos de toda la vida.
Terror a seguir perdiendo, tal vez... no sé.
Algunos se vuelven por la crisis, otros por soledad, otros por amor, otros por vejez...
Yo creo que lo peor ya lo hicimos, que la palabra "lugar", para nosotros lo inmigrantes, no existe más, ya no está en nuestro diccionario.
Más vale que aprendamos a convivir con lo que hay detrás de la única frontera que debemos cruzar...nuestra cabeza.

(Para los que los se mueven o no se mueven por amor)

domingo, 20 de septiembre de 2009

La vida es un punto

LA VIDA ES UN PUNTO

La vida es un punto
y todo lo que hay en él.
Si son mis pies apoyados
en la montaña,
la vida son mis pies.
¿La vida es corta?
No... es un punto.
Un punto no es
ni corto ni largo.
Ahora escribo
que la vida es un punto
y esa es mi vida.
Toda, única.
¿Y lo demás?
¿Qué demás?
¿Y el resto?
No sé...
en este punto no hay nadie.

martes, 15 de septiembre de 2009

Rotondas

No me hablen de la mosca en la leche,
voy hacia mí, no hacia ustedes.
Tenía una mochila al hombro,
caminé unos segundos por la playa,
tuve la sensación de partir
y ya no volví.
Estoy en off.
No hay nada que decirle
a sus oídos.
Las voces se tomaron vacaciones
cuando sentada en la piedra
más alta del Cap de Creus
habló el viento que hay en mí
y dijo serenamente
lo que mis cuerdas
no entonan.
Y hablamos.
Como es momento de ir a todas partes,
doy varias vueltas a la rotonda,
una, dos, tres, diez.
Voy perdiendo mi ropa,
me quiero a mí,
y a tu respiración más noble.

sábado, 5 de septiembre de 2009

Hoy

Hoy

Estar en otro
inevitablemente.
Viajar con o sin otro
siempre con el otro.
Entender
lo que no hay que entender,
lo que hay que entender.
Crecer hasta no caber adentro.
Pasaporte.
Los caramelos, no hay chicles.
Las gafas.
El resguardo pegado en la tapa.
Mejor, no lo pierdas.
El café.
Tres pitadas.
Y treinta cinco.
Los ojos.
Nuestros.
El aire.
El amor está en el aire.
Hoy.
Está el amor.

lunes, 31 de agosto de 2009

Vidas prestadas

VIDAS PRESTADAS

Sólo te vuelvo a ver.
Nos encontramos otra vez
con estas vidas prestadas.
Hoy cuando lo recordé
alguien lloró en este cuerpo
y ya no hizo falta
que te pidiera presencia,
habías llegado hasta mí
porque era yo
con estos ojos nuevos.
No dudes ni temas
que esta luz
no es la que nos muestra.
Ya no pisaré descalza
esa tierra seca
en la que preparaba
los festejos por tu llegada,
ya no te perderás entre la arena.
Hoy me di cuenta que eras vos
y que era yo
volviéndonos a abrazar
muy lejos de estas horas.
Ahora sólo quiero seguir
recordándonos un rato.
Tal vez se te ocurra
cómo caminar
con estos nuevos huesos.

lunes, 24 de agosto de 2009

Good luck

GOOD LUCK

Tres por qué
se me caen de la boca
cada mañana,
confusos como Camden Town
con sol.
Apenas entiendo un par de amabilidades
y algunos saludos que poco utilizo.
Un día me desperté
y se te olvidó algo mio
no sé si mis manos,
y no entendí
en aquel lugar que creía entender
la mayoría de las cosas.
Llueve,
y eso yo ya lo sabía.
Hoy tengo menos de diez palabras
que me sobran,
coffee, milk, water, how much, wonderful...
Aprendí a volverme a casa sin preguntar,
para no acumular respuestas inútiles.
Solo tres por qué
se me caen de la boca
cuando pienso en vos,
confusos como Camden Town
con sol.

lunes, 10 de agosto de 2009

Paraísos A y B.

Aprendí en este último tiempo a proveerme de alegría aún cuando me condicionan algunas situaciones fuera de mí poco agradables y si no puedo con la alegría ,por lo menos, me doy calma.
Me escucho quejarme interiormente y me interrumpo con firmeza.
Entonces empiezo a organizarme un par de paraísos baratos esté donde esté y con lo que tengo a mano.
Me gustan mis noches, por ejemplo, porque siempre estoy acompañada por mis rutinas.
Un día descubrí que encender sólo la luz del pasillo y algunas velas en el comedor a la hora de cenar me hacía bien y día a día hago lo mismo, las mismas canciones que me gustan y hasta el mismo color de mantel.
Si estoy sola, la paz está garantizada.
Si hay alguien, tal vez la cosa cambie, entonces tengo que tener organizado un paraíso B, por si algo falla.
Como el otro día, por ejemplo, que estaban mis dos hijos a la hora de la cena.
Estaban un poco enojados entre ellos, es decir, rompían bastante las bolas.
Entonces, como la firmeza también es parte del buen amor, me levanté de la mesa, me arreglé como para resucitar a un muerto y les dije, con toda la onda del mundo, que... (se fueran a cagar), mamá en un rato vuelve y lava los platos...
Me crucé a la pizzería de enfrente que también tiene velitas por todos lados y luz cálida.
Pizza marinera, vino, tarta de queso y café.
Cuando le pido la cuenta al camarero me dice: "Ya está pago. La han invitado".
"¿Qué es una película esto, nene? ¿Estamos en un rodaje y no me dí cuenta? ¿Quién me va a invitar hoy en día?"
Entre risas me dice, "el señor que estaba en esa mesa y que acaba de irse pagó su cuenta".
Yo no tenía ni idea quién era, ni cómo era porque no lo vi en toda la noche, así que no pude ni agradecerle, pero me sentí tan bien, seguramente como él.
Cuando volví a casa los chicos habían dejado los platos lavados, el mate preparado arriba de la mesa y habían encendido una cantidad suficiente de velas como para incendiar todo el comedor... más una notita que decía:
"Ya venimos... Te queremos mucho porque sos simpática"







ASÍ DE HUMANA

No sé cómo son de perfectas
las cosas afuera,
solo sé que yo no llego.
Hoy fantaseo con no ser
así de humana y poder.
¿Qué hace falta para caer
adentro de los zapatos?
Se lo pregunto a la vida
tal vez
y me dirá que no es necesario,
tan sólo porque no nos conoce.
Yo pensé que caminaba por la seda.

miércoles, 5 de agosto de 2009

Elegirse

ELEGIRSE

Elegí estas manos diferentes,
ni tan fuertes, ni tan blandas,
ni más sabias que las sabias.
De esas que no te sostienen
el paraguas
porque con los dedos
van desviándote
las gotas de lluvia de la cara.
Elegí estas manos diferentes
mientras caía el agua,
entre el amor y la claridad.

miércoles, 8 de julio de 2009

Hojas en el río

HOJAS EN EL RÍO

Voy a navegar
a favor de la corriente
esta vez.
Dejaré al viento
que hable o ignore,
señale un rumbo.
Y en la piedra
que disipa el cause del río
me recostaré a tomar sol
hasta que llueva
todo lo que el cielo
tenga ganas.
Es una elección
dejar que el agua caiga
un poco adentro
y flotar en la nada.
Como las hojas
que eligen irse con el río.

martes, 30 de junio de 2009

En el dojo...

"Me pregunto cómo plantarse en la vida" acaba de iniciar sesión.
Apoyé el cursor sobre el texto para saber a quién de mis contactos se le descolgó ese pensamiento y lo colocó en el MS.
Mi hermano... cuarenta y tantos... mi hermano.
Y da igual si fueran ochenta y tantos, porque quién sabe exactamente cómo plantarse en la vida.
Es más, yo me pregunto si me tengo que plantar en algo o en algún lado.
Con mi hermano siempre empezamos las conversaciones con alguna guarangada, lo más ordinaria posible y casi siempre relacionada con el sexo.
Así que me puse a pensar en todo tipo de vegetales para adornar el mensaje que le iba a enviar a fin de sugerirle dónde podía plantarlos.
El por su parte me recomendó lo mismo.
Así que cuando terminamos de repartirnos bendiciones del tipo: "... pero porque no te plantas un zuchinni en el medio del ... , te comes las flores fritas y te dejas de escribir estupideces.", "Y vos nena,claro, escribís tan lindo porque no te entierran un nabo últimamente ni por casualidad", etc, etc, etc, entonces empezamos a conversar seriamente.
Mi hermano practica karate desde hace muchos años y me contó que en una práctica el profesor le dijo que así como te plantás en el "dojo", te plantás en la vida.
El "dojo"parece ser que es el espacio rectángular o cuadrado destinado a la enseñanza de las artes marciales en el que cada pared tiene una función.
En japonés significa "el lugar de la vía" y se refiere a la búsqueda de la perfección física, moral, mental y espiritual. Un estado de contemplación del practicante, de desapego a lo material, ideas vanas y egoístas que impiden una visión directa de la realidad.
Así que, bueno, después estuvimos hablando sobre decisiones , firmeza y la sincronía que nos une como seres humanos.
Dice Chamalú: "...no hice de la cordura mi opción. Prefiero la imaginación a lo indio, es decir , inocencia incluida... Quizá solamente teníamos que ser humanos..."
Qué se yo, hermano, cómo plantarse en la vida...
Tal vez como nos plantábamos en la silla de la cocina a mirar Los Tres Chiflados, cuando veníamos de la escuela.
Con esa misma sonrisa.
Por ese vino que un día compartiremos...
Salud.

jueves, 25 de junio de 2009

¿Hasta cuándo tantas cosas?

Estoy harta de la brutalidad de las personas.
Del poco cuidado.
Del egoísmo.
De la altanería.
De la soberbia.
De la ceguera.
Del que pisotea.
Del que hiere.
Hablamos demasiado de amor.
Es necesario nombrarlo
justamente porque no está.
¿Cuántas cosas hiciste hoy por alguien que no seas vos?
El mundo está lleno de cosas.
¿Hasta cuándo tantas cosas?
¿Adónde van tus ojos
cuando miran?

martes, 16 de junio de 2009

Los paraísos

Hoy recuerdo la muerte
era tan hermosa, con voz de agua,
tan verde y tan piedra
que no podía ser otra cosa
sino la muerte.
Los paraísos están en la tierra
para que uno entre
a ser feliz un rato
mientras muere.

viernes, 5 de junio de 2009

La estupidez y el vacío

La estupidez y el vacío

Era tan simple como aflojarse,
como recostar el corazón un rato.
Como bajar a tomar agua de mi agua.
Tan simple como mirar por compañía.
Como acudir.
Como una mano sobre la cabeza.
Era tan simple y tan estúpido.
A veces es necesario ser un poco estúpido.
Demasiada sensatez
puede dejar al otro,
por un momento,
en el vacío.

domingo, 17 de mayo de 2009

Verte reír

Verte reír
sonreír
porque donde están
mis manos
está tu cara
y donde está
tu risa estoy
y estás si me río.
Fácil como un beso
en la frente de madrugada
tu risa y la mía
saben que es fácil.

domingo, 10 de mayo de 2009

El faro

EL FARO
A veces quiero ser absolutamente infeliz,
abrir la puerta de este mundo agradable,
y asomarme a sentir los latidos
de la injusticia infinita.
De los ríos que fluyen claramente,
de las manos que dan,
yo quiero la catástrofe de tu dedo índice,
si no estás
y no dejar llorar por unos ojos.
Quiero que abras la boca y me intoxiques
frente a este faro
esta noche sin señales
que me guíen a ese lugar del universo
a ese punto de oscuridad
donde nace el verdadero amor.
Quiero que este faro sea tu boca,
 no si no estas

lunes, 13 de abril de 2009

Into the wild


Si Alex Surpertramp se hubiera cruzado conmigo no le habría pasado lo que le pasó.
Yo me cuelgo de sus botas de goma y me voy con él para Alaska, quiera o no, aunque me vaya arrastrando como a un trineo.
Que queme los dólares, deje el auto tirado, se desprenda de todo lo material, que haga lo que quiera pero que un tipo así se vaya sólo…nooooooooo!
A parte yo le hubiera preparado unos ravioles a la boloñesa y no hubiera tenido ninguna necesidad de estar comiendo plantitas como un tololo
Al margen… me gustó la película.
Los contrastes, me parecieron muy humanos.
La felicidad no sólo proviene de las relaciones humanas…/ La felicidad es verdadera sólo cuando es compartida .
El darse cuenta del consumo innecesario, el despojo de lo material.
El irse de todos los lugares en los que uno está ,tanto físicos como emocionales.
La relación con los padres, el perdón.
El contacto con la naturaleza,
La búsqueda del ser interior.

"... y también sé que es importante no necesariamente ser fuerte, sino sentirse fuerte... para medirse a uno mismo, al menos una vez... para encontrarse en la condiciones más primitivas... y enfrentar la ceguera y la sordera a solas... sin nada que te ayude más que tus manos y la propia cabeza"

La película empieza con este texto de Lord Byron:
“Hay placer en los bosques sin senderos.
Hay éxtasis en una costa solitaria.
Está la sociedad donde nadie se inmiscuye.
Por el océano profundo y la música con su rugido.
No amo menos al hombre, pero sí más a la naturaleza”

Ay… me dio hambre... Me voy a Mc Donalds a comprar una cajita feliz…
Ya vuelvo, che.


martes, 7 de abril de 2009

Soñé que sembraba


SOÑÉ QUE SEMBRABA

Llueve.
Avanza el silencio
detrás de las ventanas viejas
con la precisión y justicia
que merecen ser leídas las palabras,
letra a letra y contenido.
Hay momentos en que el sol
no es necesario,
en cambio el silencio
es imprescindible.
Cuántas veces me fui
y volví a buscar el sol,
no tengo idea,
ni cuánto durará esta lluvia.
Soñé que sembraba
y pedía palas
para trabajar la tierra.
Soñé con mi casa,
tal vez por haberme dormido
con la certeza de que esta vez
estoy yo misma.

jueves, 2 de abril de 2009

En nombre del amor


Hay cosas que cuestan tan poco …
Tejer un bufanda …
Tomar mate en la playa …
Salir a pasear con alguien que tenga onda …
Comer unas pizzas con amigos,
Etc, etc, etc …
Pero a veces la gente se encarajina con alguien complicado que le complica la vida y encima lo llama amor …
Hay momentos en que hay que dar vuelta la página sin miedo y es tan bueno darse cuenta.
¿Por qué sufrir en nombre del amor?
El mundo está lleno de gente dispuesta a intentar algo mejor.
Hoy leí algo que me pareció bueno: “La verdadera filosofía es reaprender a ver el mundo”

CARRETERAS

En nombre del amor
hay quien pone el amor
en manos de cualquiera
que suele andar
por la vida de sobrado,
que intenta mostrarle
lo negro de lo blanco
que juega, va y viene.
Estruja y tira el paño
tras la última gota.
En nombre del amor
hay quien intenta
creer lo que no es cierto
una y mil veces.
Hay quien se arrastra ,
se deja hundir o golpear.
Hay quien no reconoce
la locura.
En nombre del amor
hay quien transita
de ese modo
y encima paga peaje.

domingo, 29 de marzo de 2009

Sólo por eso


SÓLO POR ESO

Plantaba flores ,
podía correr,
Y, no sólo en el recuerdo,
dar vueltas a la casa
para revisar los brotes
o teñirme con moras
las manos.
Si pudiera regresar
al lugar en que
las sensaciones
eran inofensivas,
sin esta lucidez.
No sé cuando empecé
a conocer lo malo
a sumar momentos horribles.
No sé si me acompañó
el tiempo o el mundo.
Si me llevaron
o fui yo sola.
Me gustaría volver a casa
aunque sea una vez.
Hoy tuve que parar
y descubrí que no sé
por qué camino.
Me creí aquella historia
de las cosas con sentido
sin saber que
el tiempo lo enturbia
absolutamente todo.
Me gustaría arrancar
rosas chinas
de algún jardín
una vez más
y correr sólo
por eso.

domingo, 22 de marzo de 2009

La bolsa

LA BOLSA
El dolor ajeno
es inimaginable
pero podría compararlo
con una gran bolsa negra
en el medio del comedor
que al abrirla
lo más insignificante
lo más inocente
comienza a disparar
y esquivando los tiros
de un simple cepillo de dientes
hay que empezar a guardar las cosas
en su lugar real,
aquel en el que las cosas
son simplemente cosas
y no cobran vida
lugar en el que las chinelas
no duelen
porque no están de paso.
Un cuarto de yerba
entre la ropa,
una bombilla y un par de gorros
toman el peso de un dinosaurio
que en un torpe viaje
va aplastando
lo mejor de la historia
mientras arrastra la bolsa;
seguramente sin darse cuenta
porque el dolor ajeno
es inimaginable

lunes, 16 de febrero de 2009

Las palmas de sus manos

LAS PALMAS DE SUS MANOS
Tengo ganas de escribirle
al niño recién nacido.
Al que acaba de llegar
en cualquier parte
con sus manos comprimidas
Porque hay un universo
dentro este universo
de pieles arrugadas,
molestias,
placeres viscerales
y sombras puras.
Lo tomo entre mis manos
y tengo aquella luz
que no tendrán mis ojos,
los días que vienen,
los caminos que no haré.
Cuando aprenda a mostrar
las palmas de sus manos
tendrá que sacudirse
el polvo del mundo
acumulado en su espalda.
Cuando abra sus manos
pedirá otras
con su voz que saldrá
de otros lugares.
Y tal vez quiera escribirle
a aquel universo dentro
de este universo
Y tomarlo entre sus manos
Para oler los caminos
que no hará.

domingo, 15 de febrero de 2009

Más octógono que cuadrado.

Más octógono que cuadrado
.
Busco dentro mio
recorro mis tejidos
sobretodo cuando
no me recomiendo.
Soy como ese cuadrado
de silencio
Ese espacio sellado
en el que nado,
más bien octógono
que cuadrado,
lejos de otros.
Ya es hora que me dejen
ir volviendo a casa,
y si el sol
brilla sin mí
ya habrá noches
y tejados.

jueves, 29 de enero de 2009

Dos más dos son cuatro.

A veces no escribo porque no tengo nada que decir y otras veces porque tengo tantos temas que me quedo en el proceso de selección.
Me gusta escribir sólo si algo me moviliza mucho.
Cuando se me mezclan varias cosas empiezo a apuntar lo que desde adentro se transforma en palabras. En general , oraciones sin relación entre sí ,ni sentido alguno.
Y muchas veces después de leer esa serie de incoherencias descubro un eje.
En algo se relacionan, por algo están todas en una misma hoja.
A veces terminan en un texto o en un poema.
A veces hago algún arreglo y otras las dejo así como cayeron en la hoja.
Así...
El horno no está para bollos, está para rarezas.
Falté a mi cita.
Los que, en el reparto, se agarran el papel
de buenos y víctimas molestan mucho,
mejor sería que se fueran a cagar.
El mundo no está loco,
sólo gira.
Es mejor protegerse de la estupidez
propia y ajena,
estar calentito y solo
o calentito y con otro que esté calentito
pero abajo del escenario,
en la primera fila o en la última,
como quieran,
pero siempre entre el público.
Y aplaudir mucho al bajarse de la cama
o al salir a la vereda.
Dos más dos son cuatro.

lunes, 12 de enero de 2009

Mi furia y yo


MI FURIA Y YO

Mientras unos juegan
otros cantan
unos sufren
otros miran tele
unos quieren silencio
otros hablan
yo estoy cansada
y a quién mierda
le importa
más que a mi
si no van a
abrazarme
en el momento
preciso
porque juegan,
cantan, sufren,
miran tele,
hacen silencio,
hablan,
mientras yo estoy
en este puto instante
de ciudad,
en esta insolente calle
por la que nadie
va a pasar
más que yo
y mi furia
de camino a casa,
mientras sé que
no quiero a nadie,
que quiero a alguien
o quiero a todos
cuando yo no estoy
adentro.
Nada grave va a pasar
es sólo un puto instante
de ciudad
y somos mi furia y yo
por esta insolente calle
camino a casa.
Al llegar cenaremos
algo simple
tal vez pan.
Ustedes...
hagan,
nomás.

viernes, 2 de enero de 2009

La ventana


LA VENTANA

Me preguntó si había
leído algo
de Santo Tomás.
Dijo que saltaría
de la razón a la fe.
Yo justo tenía
una ventana.
Creo que pudimos.
Había una luna,
una sola estrella
y un par de montañas.
De la razón a la fe
saltaban los últimos minutos.
Creo que pudimos.
El sólo miró la ventana
y yo también.