seguidores

jueves, 17 de abril de 2014

Entre ayeres

Nos regalamos ayeres,
vos los tuyos,
tu inmortal pasado
a cada rato,
de tus manos a las mías.
Yo los míos,
sin poder  con el dibujo
eterno de tu ausencia.
Hoy es una linda noche
para andar por la vereda,
para hacerte reír
con cualquier taconeo sencillo,
para estar con vos
para traerte a mí, de una vez,
sin fugas, sin silencios, sin carencias
y  que tu presencia sea
dejar de nadar hasta la orilla
 tan solo para salvarme
del ahogo o  de tus manos.
Que me salves, en una palabra,
que me salves en medio de esta agua.
Siempre quise estar
entre tus manos.
Y me dirás
yo estaba ahí
y  te diré
yo también estaba ahí antes del después.
Y entre ayeres ,
otros mares
que prometen devolvernos
la línea y la amnesia,
nos destiñen, nos diluyen
como en acuarela, nos rebajan
y  nos mezclamos igual
sin darnos cuenta,
en el retrato más confuso
de la historia, más lejano.
Hoy es una linda noche
 la pintura esta aún mojada
y por momentos tiendo
a corregirte los rasgos
sobre todo cuando  te extraño
o cuando más te necesito,
tiendo a  mezclarte conmigo
a inventar un color nuestro
y me olvido que no estás
que elegiste un ayer atrás de otro
y yo también.
Nos fuimos entre ayeres
a cambiarnos por recuerdos
y predicciones de olvido.
Hoy es una linda noche
para hacerte reír
con algún taconeo
tan lejano, tan mío.