martes, 15 de abril de 2014

Eclipse

Tuve lunas más sangrientas,
esta está pintada,
indefensa, dormida,
en las tejas de mi casa.
Hoy puedo caminar enamorada,
segura en la noche
correr a la ventana,
bajarla a mi pupila
y ni una lágrima.
 Tuve lunas derramadas
en mi almohada,
 fluyendo por el piso,
líquidas, viscosas
puntiagudas,
tuve lunas hasta el alba.

No hay comentarios:

Los golpes a la masa

Alumna de la dictadura, hija de los muros y con el precio que tiene irse tarde de “casa”, de la casa que me construyeron adentro. Hablo ...