seguidores

martes, 30 de junio de 2009

En el dojo...

"Me pregunto cómo plantarse en la vida" acaba de iniciar sesión.
Apoyé el cursor sobre el texto para saber a quién de mis contactos se le descolgó ese pensamiento y lo colocó en el MS.
Mi hermano... cuarenta y tantos... mi hermano.
Y da igual si fueran ochenta y tantos, porque quién sabe exactamente cómo plantarse en la vida.
Es más, yo me pregunto si me tengo que plantar en algo o en algún lado.
Con mi hermano siempre empezamos las conversaciones con alguna guarangada, lo más ordinaria posible y casi siempre relacionada con el sexo.
Así que me puse a pensar en todo tipo de vegetales para adornar el mensaje que le iba a enviar a fin de sugerirle dónde podía plantarlos.
El por su parte me recomendó lo mismo.
Así que cuando terminamos de repartirnos bendiciones del tipo: "... pero porque no te plantas un zuchinni en el medio del ... , te comes las flores fritas y te dejas de escribir estupideces.", "Y vos nena,claro, escribís tan lindo porque no te entierran un nabo últimamente ni por casualidad", etc, etc, etc, entonces empezamos a conversar seriamente.
Mi hermano practica karate desde hace muchos años y me contó que en una práctica el profesor le dijo que así como te plantás en el "dojo", te plantás en la vida.
El "dojo"parece ser que es el espacio rectángular o cuadrado destinado a la enseñanza de las artes marciales en el que cada pared tiene una función.
En japonés significa "el lugar de la vía" y se refiere a la búsqueda de la perfección física, moral, mental y espiritual. Un estado de contemplación del practicante, de desapego a lo material, ideas vanas y egoístas que impiden una visión directa de la realidad.
Así que, bueno, después estuvimos hablando sobre decisiones , firmeza y la sincronía que nos une como seres humanos.
Dice Chamalú: "...no hice de la cordura mi opción. Prefiero la imaginación a lo indio, es decir , inocencia incluida... Quizá solamente teníamos que ser humanos..."
Qué se yo, hermano, cómo plantarse en la vida...
Tal vez como nos plantábamos en la silla de la cocina a mirar Los Tres Chiflados, cuando veníamos de la escuela.
Con esa misma sonrisa.
Por ese vino que un día compartiremos...
Salud.

jueves, 25 de junio de 2009

¿Hasta cuándo tantas cosas?

Estoy harta de la brutalidad de las personas.
Del poco cuidado.
Del egoísmo.
De la altanería.
De la soberbia.
De la ceguera.
Del que pisotea.
Del que hiere.
Hablamos demasiado de amor.
Es necesario nombrarlo
justamente porque no está.
¿Cuántas cosas hiciste hoy por alguien que no seas vos?
El mundo está lleno de cosas.
¿Hasta cuándo tantas cosas?
¿Adónde van tus ojos
cuando miran?

martes, 16 de junio de 2009

Los paraísos

Hoy recuerdo la muerte
era tan hermosa, con voz de agua,
tan verde y tan piedra
que no podía ser otra cosa
sino la muerte.
Los paraísos están en la tierra
para que uno entre
a ser feliz un rato
mientras muere.

viernes, 5 de junio de 2009

La estupidez y el vacío

La estupidez y el vacío

Era tan simple como aflojarse,
como recostar el corazón un rato.
Como bajar a tomar agua de mi agua.
Tan simple como mirar por compañía.
Como acudir.
Como una mano sobre la cabeza.
Era tan simple y tan estúpido.
A veces es necesario ser un poco estúpido.
Demasiada sensatez
puede dejar al otro,
por un momento,
en el vacío.