seguidores

domingo, 11 de mayo de 2014

Respiraciones

Él volvió al mismo aire
en el que un día
la encontró a ella.
Él siempre a su aire,
creyendo que ella flota
en las partículas,
abre la ventana,
la inhala, la exhala,
la exilia.
Ella volvió a caminar desnuda
por la casa,
posa en los rincones
se recuerda nube
que siempre mira hacia
la ventana.
Conoce el proceso
del cristal frío y la nube,
ella a veces llueve.
Entonces se mira en el espejo,
se toca como el aire
revuelve maquillaje,
tacos, minifaldas
y solea en algún bar.
Ella lo prefiere tierra
y que le regale el ruido
de sus zapatos.
Le gusta volver a casa,
sacarse toda la ropa,
entrar a la cocina,
que el viento  le dibuje
con las puntas de su propio pelo
algún detalle en la cintura,
y ahí la quiebra hasta el infinito.
Él la veía en la levedad
de las fosas nasales,
ella en los huracanes
lo respiraba igual
hasta el azul casi morado.




1 comentario:

Marcelo dijo...

Impecable. Un placer encontrarte. Excelente blog!