seguidores

jueves, 8 de mayo de 2014

Juegan a la palabra

Los une cosas tales
como dos muslos
un brazo
una pierna
un seno chiquito
el bigote
la vagina
la punta de la lengua
la rodilla, las nalgas,
los huecos,
lo negro de los huecos
y la humedad
más  todo lo que falta,
menos los pies
que se critican mutuamente.
No hay otro talismán
que los ayude a
a  entrar en el otro
a mirarse a los ojos.
Siempre lo buscaron
pero se quedaron con
esa charla de la mañana,
de uno arriba o abajo,
al costado, adelante, atrás
en el borde o en el suelo,
porque  no hay para ellos
cosa más linda que tocarse,
que encontrarse inconscientes,
que no verse demasiado
o muy al fondo.
Solo se miran,
se construyen.
Se levantan,
sacuden las sábanas
y se pierden con sus propias
células  muertas en el aire.
Viajan  sin rumbo,
chocan en la habitación,
o bien desaparecen hasta las cenizas
en el sol de algún café
y así juegan  a la palabra.



No hay comentarios: