seguidores

viernes, 16 de diciembre de 2016

De acuerdo al milagro

Noche de grillos, de siesta de luna.
La casa está blanca.
Voy recorriendo  paredes puras
contando,de a una, las estrellas del piso.
Tal vez no sepas,
 pero vuela un incierto verano,
una fe clandestina
que me hace sentir esa  que fui 
antes de confundir el mar con tus ojos
azules verdosos
Y no todo era tan claro
y transparente como vos.
Te veo dormir
pero si pudiera contarte una historia
te diría que no fueron piadosos conmigo
los días  ni los lazos,
que sobreviví  de  acuerdo al milagro,
que  recuerdo aquella casa grande,
 yo sentada, de madrugada,
bajo la parra
inventando soledades,
rompiendo en pedazos
lo único soleado que podía
salvarnos la memoria.
El haberme perdonado yo misma los pasos
en  los rostros marcados sobre la mesa
el tuyo y el mío,
cambió el rumbo del viento.
Los años pasaron y no importa.
No quiero decir que no importa
quiero decir que  tenemos saldado el insomnio,
los hijos, los mapas y las rutas que no hicimos
para llegar al ser del otro.
Quiero decir que hoy tengo estrellas en el piso,
las suficientes como para atravesar los charcos
y no caer en ningún abismo,
tampoco vos, que estás acá
soñándome como aquel  Viernes 3 AM
que acuarteló acordes en el vientre
y me alcanzaste una rosa.
Siempre me alcanzabas
una rosa.