seguidores

sábado, 29 de marzo de 2014

Los distintos nombres del amor




"Llamo a mi esposa: Gala, Galuchka, Gradiva (porque ha sido mi Gradiva); Oliva (por el óvalo de su rostro y el color de su piel); Oliveta, diminutivo catalán de oliva (aceituna); y sus delirantes derivados: Oliueta, Oriueta, Buribeta, Buriueteta, Suliueta, Solibubuleta, Oliburibuleta, Ciueta, Liueta.

También la llamo Lionette, porque ruge, cuando se enoja, como el león de la Metro- Goldwyn-Mayer; Ardilla, Tapir, Pequeño Negus (porque se parece a un animado animalito selvático); Abeja (porque descubre y me trae todas las esencias que se convierten en la miel de mi pensamiento en la atareada colmena de mi cerebro).

Me trajo el raro libro de magia que debía nutrir mi magia, el documento histórico que probaba irrefutablemente mi tesis cuando estaba en proceso de elaboración, la imagen paranoica que mi subconsciente deseaba, la fotografía de una pintura desconocida destinada a revelar un nuevo enigma estético, el consejo que iba a salvar del romanticismo una de mis imágenes demasiado subjetivas. También llamo a Gala Noisette Poilue-Avellana Vellosa (a causa del finísimo vello que cubre la avellana de sus mejillas); y también «campana de piel» (porque lee para mí en voz alta durante las largas sesiones de mi pintura, produciendo un murmullo como de campana de piel, gracias al cual aprendo todas las cosas que, sin ella, no llegaría a saber nunca)."



Un día pude caminar por este lugar y entre convulciones de risas decirle que estaba enamorado, y ella pudo dejar lo que traía y quedarse en esta casa en la que las alfombras combinan con mis cejas porque me unté con excremento de cabra y me puse un geranio rojo en la cabeza sólo para ella


Paranoica crítica acerca mi delirio a la realidad pero Gala es este faro que ilumina el método.
"...lo practico con éxito aunque no sepa hasta ahora muy bien en qué consiste exactamente. En términos generales, se trata de la sistematización más rigurosa de los fenómenos y materiales más delirantes, con la intención de hacer tangiblemente creadoras mis ideas más obsesivamente peligrosas. Este método no funciona si no se posee un motor blando de origen divino, un núcleo viviente, una Gala - y sólo hay una."
"...la pintura es sólo un minúscula una parte de mi genialidad..." "...su cuerpo tenía una complexión infantil, sus omóplatos y sus músculos lumbares, la tensión de los adolescentes, la curva de la espalda, por el contrario, era extraordinariamente femenina y unía con gracia el torso enérgico y altivo a las finas nalgas que su talle de avispa hacía todavía mas deseable..." pero junio de 1982 me encontró soñando con montones de hormigas negras paseando por nuestras sillas. "...no está muerta, no morirá nunca..."



"...no le teman a la perfección, ustedes jamás la alcanzarán..."



"...cada mañana al despertarme, siento un placer supremo, el placer de ser Salvador Dalí..."






viernes, 28 de marzo de 2014

Y ahí estaba yo para mi.

Escucho la lluvia,
cada gota que cae
a mi espalda.
No me queda tan mal
el olvido.
Puedo incluso imaginar
el mar de noche
desde mi lugar preferido,
ese en el que me senté
esta tarde
cuando aún el sol resistía.
Firme, el sonido,
ocupa mi cabeza.
Mis días tienen
momentos para todo
y las sombras
solo pasan.
Amanecer
es un proceso,
una lluvia, un plan,
un revoltijo,
un par de mareas
y un desierto.
Sí, fue ahí
lo del olvido,
me imaginé volar
por mis pedazos rotos
y ahí estaba yo
para mi.