seguidores

lunes, 15 de agosto de 2011

Y no lo ves

Como si fueras un papel de calcar
te veo
te veo más de lo que crees
te escucho más de lo que pensás
te descubro
me aliento a salir de la mentira
agradezco tu empeño
en mostrarme caminos y caminos
de ausencia
mientras te he buscado
mientras te busco por última vez
y no lo ves.
Y entonces decido
establecer la nada para vos
el silencio
y me voy
y lo ves
pero tal vez seguís creyendo
en mi resurrección
en tus manos poderosas
en tus apariciones milagrosas
y no ves que yo decidí andar sin fe.
Que me voy sin vos
porque no venís
y sin tus oraciones
por lo que no decís
y esta vez prefiero
no mirar
como te alejás.
Estoy sin fe
por si acaso
se te ocurre otra vez
volver para acabar
nuevamente conmigo.
Estoy de pie
y hasta sonrio.
Increiblemente,
un sentido de realidad,
una suma de presentes al sol
sin vos
me hacen caer
de inmediato en algún rincón
de la sonrisa
aunque  vuelvas para irte,
aunque ya no estés,
y no lo ves.

lunes, 8 de agosto de 2011

Formas de la inmortalidad

Puerto Madero- Buenos Aires
Hace un tiempo atrás
estábamos frente al sol,
junto al mar.
Estoy junto al sol,
frente al mar,
inexpresiva, inexplorable,
incompleta, tranquila,
frente al sol,
junto al mar
viendo pasar el agua y su música,
sin una sola pregunta en la cabeza;
no pregunto más por la vida,
hago lo que puedo
y vuelo por encima de todo,
altiva, cuando debo.
No estoy frágil, no.
No puedo de este modo
estar frágil.
Es como una especie de inmortalidad,
terrible inmortalidad.