seguidores

viernes, 24 de junio de 2011

De mi

Logré cansarme de mi,
de mi hacia vos,
de mi y la ausencia de vos.
Pasiva, inmóvil, veraz,
duradera, yo.
Logré cansarme de mis palabras
de amor,
de la espera
insensata,
brutal, silenciosa,
mortal.
Logré cansarme
por fin de mi
y no de vos.
Me vi,
deje de verte a vos.
Me fui.
La luna dormía
en el cielo
así como recostada.
Callada busqué
otra forma de andar
erguida en el viento
mientras volaban
mis cosas,
todo aquello
que me hacia luna
recostada en la noche,
y dejé de mirarte
cuando me ví.

lunes, 20 de junio de 2011

Yo te tocaría como el infinito

Estar conmigo hoy es un cigarro en el suelo.
La lluvia no para
sólo el viento golpea las ventanas
a mi no me toca.
Intacta, flotando en la noche
vino la paz
no sé, sólo la paz.
No me preguntes por el tiempo que pasa
que fue, que hubo
mañana sale el sol y esta ciudad
es bonita como un caracol.
No me preguntes por el tiempo,
hay paz en mi corazón y en mi casa.
No necesito los caminos,
no iré,
sólo este espacio
que no sé si pertenece al mundo,
las risas son otras, las lágrimas no duelen
unen mis ojos con algunos ojos
que trae el recuerdo.
Dice
labio sobre labio, sobre labio, sobre labio,
susurra
beso contra beso, contra beso,
el infinito.
Es tarde para visitas, no puedo pensarte,
y estar conmigo es esta lluvia limpia
y cenizas en el suelo.
No puedo imaginarte hoy.
El viento sólo golpea las ventanas
a mi no me toca, no duele el tiempo.
Si pudieras sentarte a mi lado
y parar el viento con tus manos,
sólo parar el viento que golpea las ventanas,
yo te tocaría como el infinito,
yo te susurraría como el infinito.

jueves, 16 de junio de 2011

Malabares

El amor es simple hasta tal punto
que uno no puede
escribir mas que estupideces
grandiosas
sobre el amor.
El amor es simple cuando uno
se aleja para verlo;
y solemos decir cosas
como: yo te di siempre mi amor.
Y yo te fui dando
esferas de mi amor.
Y hoy me roza
un por qué,
en aquellos malabares
a puños cerrados,
no las dejaste caer
para que pudiera pensar
en alguna resurrección.
Entre la nada y vos
recuerdo el día
que me dijiste:
"hoy hasta pensé en
traerte rosas".
Un por qué se gesta
entre dos cosas,
la verdad y vos.

sábado, 11 de junio de 2011

Algo así

Se llaman con el pensamiento
o con algo,
no se con qué se llaman.
Solo los que dicen que se aman,
o algo así.
Porque no se sabe
quiénes verdaderamente se aman.
Se llaman para bien o para mal
porque da la casualidad
que se encuentran siempre
o se desencuentran siempre,
quieran o no encontrarse
o desencontrarse,
hacerse bien o hacerse mal.
Se encuentran en la memoria
en la vereda, en la historia.
Y con el tiempo descubren con horror,
o algo así,
sus poderes para materializar
lo que soñaron despiertos o dormidos.
La vida se transforma en no sé qué,
escuchan la palabra amor
por todos lados
mientras caminan ligero,
cada vez más rápido,
más solos de si mismos
queriendo volver a casa,
al cuerpo, a ellos.
Y no sé si se puede
o uno se muere
mientras huye,
o algo así.
Ellos tampoco lo saben,
solo que lo llaman amor,
o algo parecido,
y que temen
haberse ido de un lado
para nunca más poder volver al otro


Laguna La Brava. Argentina