seguidores

domingo, 31 de octubre de 2010

Grandes migraciones

Yo migré hacia vos
con la concentración
de un pájaro
cuando parte
hacia el objetivo superior,
ningún milagro del camino
me distrajo.
Sentí que era el momento
de cumplir
con las cinco características
que distinguen a una migración
de cualquier desplazamiento.
Y duré, duré,
permanecí en el intento
de acercarme a   vos                                                             
linealmente,
enérgicamente,
especialmente.
Instintivamente
te miré, te acaricié, te sonreí
y volé con vos
hacia ese lugar,
marcado por la evolución,
en el que dos esencias
de la misma especie
se encuentran,                                                         
Mar Chiquita. Argentina
pero habías cambiado
el hábitat
y el hábito
de volar conmigo.










                                 

jueves, 28 de octubre de 2010

Postura de cobra

 A veces me inclino
rápidamente ante la ira
en postura de cobra.
Apoyo el cuerpo y las palmas
en la superficie
piel con piel.
Levanto el pecho y la cabeza,
disparo el mentón
hacia un posible beso
que libere a mis glándulas
del peso del enojo
y permanezco en postura
a la espera que el oído
autorice la palabra.
Si hay vía libre a los sonidos
los transformo en danza
y ya liviana mi garganta, ríe.
Si acaso por ausencia de paz
o por soberbia
no encuentro respuesta,
intento mil de milenarias posiciones
o invoco al olvido
y me entrego para que éste,
a su antojo,
me acaricie la cabeza.
Luego me alejo del suelo,
despego las palmas,
Osor. Pueblo de Girona.
enderezo la espalda
y abandono el dojo.



lunes, 25 de octubre de 2010

Puñadito de decisiones


Llafranc. Girona
 
Parc de les aus. Barcelona
  
Soy seis croquetas 
en viaje 
fritas en este minuto,
los ojos de la mañana,
el reencuentro de ayer,
nuestro último paseo,
la ruta, la tormenta,
mi ropa en la cama,
el faro de San Sebastián
visto hoy desde abajo,
el ángel que anoche
por la espalda me trajo
el agua a los ojos.
Soy casi el mismo viento
y el mismo frío
mirando hoy el faro
desde el otro lado
mientras me cocino,
a veces vestida de rosa
y a veces de luto,
recuerdo que somos
nuestras decisiones
por eso
seis croquetas
en viaje
fritas en este minuto
soy
y un poco más
tal vez.                                                              

Faro de San Sebastián. Girona
                 
                          












  

sábado, 23 de octubre de 2010

El Arco del Triunfo y yo


Se llevó aquel vestido
de guerrera amazónica
y la fuerza para llegar al objetivo.
Cómo volver a la lanza
me pregunto cada mañana.
De a poco,
me digo,
con pequeñas metas
como no perder el tren
por ejemplo,
entonces corro,
atravieso el Arco del Triunfo
escuchando
no creuar les vies.
No, Catalunya,
después de este amor
siempre voy por la escalera                           
y de paso me miro en los paneles
de alumnio
por si acaso se me lleva
alguna otra cosa
y doy la vuelta.
Llego a  tiempo
y una magdalena aplastada
me premia desde el bolso.
Ya en la ventana
apoyo la cabeza
Parque de la Ciutadella. Barcelona
y pienso en la otra meta
y en dónde quedarán las lanzas
después de una tormenta.                                      

viernes, 22 de octubre de 2010

De un solo paso.

Lago de Banyoles. Girona
Yo puedo acercarme a la voluntad
o hundirme,
ponerme un día la mano en el pecho
y descubrir el espacio
donde duermen mis fuerzas,
entender con desamparo
que sólo una vez me dieron la vida,
esa que fui dejando en los rincones
de las manos de otros,
y pensar en parirme
tal vez recordando aquel grito
con el que por primera vez
yo también di la vida.

Gritar y dármela
con la misma firmeza que la perdí.
Llegar de un sólo paso
al respeto a mi misma,
unirme al aire, a los miedos, a las caricias
con un abrazo alumbrado.
Yo puedo entender  que
si dejé de respirar sin darme cuenta,
si pacté con algunas de las formas
de la muerte
entre el desamor, las ataduras y los ritos,
tendré que perdonarme,
andar
y parirme de un grito. 




martes, 19 de octubre de 2010

Entre las formas y el silencio

Imaginó mi voz,
mi texto y contenido
en dos mil fotos.
Se quedó entre las formas,
las líneas y sonrisas mudas.
Me mostró el lado ambiguo
de los bancos: la espera.
Y me encontré sentada
en una y mil plazas
por las noches, en silencio,
tratando de explicarle en colores
que el amor no admite encuadres.
Amó con la fuerza
de los grises
sólo el arte de mirarme
y en una y mil plazas
en silencio
yo
Escaparate de la calle Portal del Ángel. Barcelona
tratando de explicarle...





martes, 12 de octubre de 2010

A veces los lugares

A veces pienso que a cierta hora
el suelo no es de todos.
A veces quiero que el sueño
no me encuentre lejos de casa
ni que otra tierra me cubra
el corazón quieto.
A veces creo que sólo tenemos
una sutil diferencia con las plantas:
el andar
e intuyo que se crece en cualquier parte
pero nunca como en el terreno heredado.
A veces siento mío lo que no es mío
y puedo,
por cualquier camino del mundo,
respirar profundamente.
A veces puedo agradecer las diferencias
y otras
Rupit. Girona
reclamo como pájaro en el nido
la comida en la boca.
A veces es la palabra
que mejor define
mi relación con los lugares de la tierra.
A veces se me ocurre mirar hacia adentro
y puedo eternamente con todo
por un segundo.

domingo, 10 de octubre de 2010

Caminos

Pals. Girona
Voy perdiendo el miedo a andar,
andar por los caminos.
Es muy difícil repartir los miedos
como caramelos ofrecidos al aire
o como migas a los pájaros.
Camino hoy en la oscuridad
con la sensación que sólo el viento
amenaza con tumbarme alegremente
por ahi.
Voy perdiendo el miedo a los caminos
de la tierra
y cuando no me quede uno por andar
en paz
y con los ojos bien abiertos,
empezaré a recorrer
con un sólo dedo
los surcos de algún rostro
temiblemente conocido o recordado,
probablemente el de la soberbia ,
el abandono, el enojo...
para decir hemos llegado hasta acá,
gracias por haberme acompañado.

lunes, 4 de octubre de 2010

Entre mis ojos y los otros ojos, la historia.

No mires sólo
como me siento
en la estación a esperar
el tren.
No mires sólo mi pelo
y mi ropa.
Mirame profundamente
y escucha lo que dicen
mis ojos de mí,
las vidas que llevo
que son muchas,
los trenes que perdí.
Como me muevo en el espacio
es parte de la historia
que está detrás de mis ojos.
Mirémonos históricamente.